5 plantas tóxicas para perros con las que tener mucho cuidado

Las mascotas son una gran compañía, es por ello que muchas personas alrededor del mundo deciden tener una. Entre las mascotas más populares, ocupando el puesto número uno, se encuentra el perro, el cual es considerado uno de los animales más fieles y un excelente compañero.

Al igual que los niños pequeños, las mascotas son individuos que requieren muchos cuidados y atenciones a lo largo de su vida. No solo es necesario cumplirles con una buena alimentación e hidratación, sino que también debemos mantenerlos fuera de peligro, evitando que entren en contacto con algún factor de riesgo.

Aunque siempre procuramos mantener a nuestras mascotas alejadas de las amenazas más evidentes, existen una serie de peligros que pasan desapercibidos, como lo son las plantas tóxicas. Por lo tanto, en este artículo hablaremos sobre cuáles son las plantas tóxicas que simbolizan un peligro para nuestros peludos amigos.

5 plantas tóxicas para perros con las que tener mucho cuidado

Los perros son animales con una curiosidad muy grande, es por eso, que durante sus paseos o incluso en casa, es posible verlos comiendo hierbas. Este hábito puede estar relacionado con su ansia de juego, la curiosidad o por la búsqueda de un método para purgarse.

Esta costumbre puede resultar un peligro si nuestro perro elige una planta inadecuada. Por ejemplo, alguna con alcaloides o alguna otra toxina que pueda afectar su bienestar.

Las reacciones más fuertes se dan cuando el animal ingiere una planta tóxica, pero no es la única manera de intoxicarse. Ya que, existen plantas cuyas toxinas son tan potentes que solo basta el contacto con la piel, para que aparezcan los síntomas.

Prestar especial atención a este tipo de situaciones es fundamental, debido a que las consecuencias van más allá de una simple reacción alérgica. Entre los problemas de salud que tu mascota podría experimentar se encuentran:

  • diarreas,
  • vómitos,
  • fallos hepáticos y renales,
  • complicaciones en su sistema cardiaco y neurológico

Lo que en ocasiones podría conducir a la muerte.

A continuación, te presentamos una lista con 5 plantas tóxicas para perros con las que debes tener mucho cuidado si tienes una mascota:

1. Aloe Vera

La planta de aloe vera es una de las que más frecuente vemos en los hogares, gracias al gran número de propiedades que tiene para el bienestar de las personas. Especialmente por sus beneficios para el cuidado de la piel.

LEER  Chuches naturales para perros

Esta es una planta originaria de zonas tropicales y subtropicales, con una apariencia similar a un cactus, pero sin espinas. La misma contiene en su interior una sustancia conocida como aloína, la cual ha servido a lo largo de la historia como remedio natural para curar daños en la piel de las personas.

En cambio, sus efectos sobre las mascotas son todo lo contrario, al ser una planta perjudicial para la salud de los perros. Lo peligroso del aloe vera es la savia, denominada como un látex amarillento que se encuentra bajo la piel de sus hojas, lo que no hay que confundir con el gel, que es la pulpa transparente que se halla al interior de la hoja de aloe vera.

Por tal motivo, lo mejor es mantener estas plantas fuera del alcance de nuestros perros, porque ingerir esta sustancia podría causarles:

  • ampollas en la piel,
  • salivado excesivo,
  • diarrea,
  • espasmos,
  • diarrea,
  • dolor abdominal,
  • pulso débil,
  • si el contacto es ocular, conjuntivitis

Si llegaras a notar alguno de estos síntomas en tu mascota, lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con un especialista de la salud animal, que te indique el tratamiento adecuado e iniciarlo de inmediato. De esperar mucho para iniciar el tratamiento, la mucosa del intestino se podría ver afectada, causando una grave deshidratación.

2. Hiedra

Se trata de una planta decorativa muy común en los hogares, fácil de identificar por su forma de hojas amontonadas que crece como arbusto y por los pequeños frutos color amarillo. Puede encontrarse tanto en interiores como en exteriores.

Las toxinas de la hiedra que representan un peligro para los perros se conocen como saponina, la cual está presente en todas las partes de la hiedra. Sin embargo, las dosis más altas de esta sustancia se hallan en los frutos.

El contacto directo con las hojas de la hiedra, tiende a provocar una dermatitis acompañada de irritaciones y erupciones cutáneas, como enrojecimiento de la piel, úlceras y ampollas en la zona afectada. En cambio, la ingesta de estas hojas traerá consecuencias severas para tu mascota, asociadas a la siguiente sintomatología:

  • vómitos constantes,
  • diarreas severas,
  • espasmos musculares,
  • disminución de la frecuencia cardíaca
LEER  Las 10 mejores razas de perros para pisos

A pesar de que estas consecuencias son bastante preocupantes, la parte más tóxica de esta planta se encuentra en su fruto. Si tu perro llegara a consumir el fruto de la hiedra, debes llevarlo de inmediato a un veterinario, ya que empezará a presentar problemas cardíacos, parálisis, coma, e incluso en los casos más graves estos frutos podrían causar la muerte del animal.

3. Poto

Esta es otra de las plantas más comunes de interior, por lo que es normal verlas en la mayoría de los hogares. Su popularidad se debe a la sensación de libertad que causa en la decoración de cualquier casa.

Pero debes saber que el poto puede significar un riesgo para tu mascota, ya que puede traerle diversos problemas de salud tan solo con masticarla. Como consecuencia del contenido de oxalato cálcico (tóxico para la mayoría de los animales domésticos) presente en esta planta.

Después del consumo de esta planta, tu perro puede presentar síntomas como:

  • inflamación de la faringe y la mucosa bucal,
  • dificultad respiratoria,
  • graves trastornos del aparato digestivo,
  • convulsiones,
  • daño renal

En algunos casos, mucho más graves, se han manifestado problemas neurológicos severos. Por ende, si deseas decorar tu casa con esta planta ornamental, lo mejor es colocarla en sitios elevados, a los que el canino no tenga acceso.

4. Adelfa

La adelfa es una flor originaria de la cuenca Mediterránea que crece de forma silvestre, la cual es característica por su belleza. Sin embargo, se trata de una planta altamente tóxica no solo para los perros, sino también para las personas, debido a sus altos niveles de oleandrina (un glucósido cardíaco).

El grado de toxicidad de la adelfa es tal, que incluso la ingesta de una pequeña dosis de esta planta podría llegar a ser mortal. Los síntomas que se pueden presentar luego de su consumo son:

  • vómitos,
  • diarrea,
  • irritación gastrointestinal,
  • dolor abdominal,
  • somnolencia,
  • taquicardia,
  • dificultad respiratoria,
  • depresión del sistema nervioso central,
LEER  Como convencer a tus padres de tener un perro

Y en los casos más graves, pudieran llegar a causar arritmias mortales, coma o la muerte por paro cardíaco.

Es por ello, que al salir a pasear con nuestros perros es importante prestar mucha atención a la presencia de este tipo de plantas. Para así, evitar el menor contacto posible con la adelfa.

5. Azalea

La azalea es una de las plantas más valoradas por los expertos en jardinería, ya que su belleza durante la época de primavera es todo un espectáculo. Es originaria de la zona alta de montaña con climas fríos, pero se ha adaptado muy bien a los inviernos mediterráneos, por lo que es común verlas en los jardines y terrazas ornamentales.

Sin embargo, es una de las plantas más venenosas que existen, cuyos peligros afectan tanto a animales como a seres humanos. Las partes con las que se debe tener especial cuidado son sus flores y hojas.

La ingesta de una pequeña dosis de hojas de azalea puede causar efectos alucinógenos, diarrea y vómitos. En cambio, una dosis más abundante de esta planta provoca:

  • ardores bucales,
  • alteraciones del sistema nervioso central,
  • trastornos gastrointestinales,
  • debilidad muscular,
  • dificultad para respirar,
  • hipertensión,
  • coma

En los casos más extremos puede causar la muerte por asfixia. Es por esta razón, que si tu perro llegara a ingerir azalea (sin importar la cantidad), la mejor opción es acudir inmediatamente al veterinario.

Recomendaciones

Pueden ser muchas las razones por las que tu mascota entre en contacto o mordisquee alguna de las plantas del parque, el jardín o el hogar. Así, que te recomendamos le enseñes a evitar este tipo de plantas perjudiciales.

Como en muchas ocasiones, esto no será suficiente por lo ansiosos que son algunos perros, le mejor opción siempre será mantener a tu perro bien vigilado para evitar sustos innecesarios. Así como también, evitar tener este tipo de plantas tóxicas en el hogar.

Y siempre tener en cuenta que, al menor síntoma de intoxicación, se debe acudir inmediatamente a un veterinario.

Total
0
Shares
También te puede gustar