Razas de vacas españolas

El bovino es considerado el animal domesticado por el ser humano con mayor antigüedad, según la historia, su domesticación inició hace más de 10.000 años en el Oriente medio. Además de la producción de leche y carne, sus primeras funciones estuvieron relacionadas con el trabajo duro y el uso de sus excrementos como fertilizantes.

Gracias a los beneficios que trajo la ganadería en la economía de los pueblos, su desarrollo se expandió progresivamente por todo el planeta. Sin embargo, las razas de vaca, tal como se conocen hoy día, pertenecientes a la especie Bos taurus, son relativamente recientes.

El origen de esta especie en el mundo comenzó a finales del siglo XVIII, pero las diferentes razas de vacas españolas aparecieron a mediados del siglo XX. Como son muchos los grupos de vacas que se han introducido de un continente a otro, en este artículo venimos a hablar sobre los tipos de vacas autóctonas de España.

Características de las vacas

Todas las razas de vacas provienen de un ancestro común, el Bos primigenius. Esta especie, aunque con rasgos muy similares a las actuales, eran de mayor tamaño y cuernos negros en la punta y blancos en su base.

El desarrollo evolutivo del bos primigenius estuvo muy ligado a los movimientos poblacionales, por lo que, individuos de la misma especie empezaron a adaptarse a los diferentes entornos. Iniciando en Asia, Europa y África, para más tarde ser trasladados a América y Oceanía.

La diversidad en las condiciones de vida de cada uno de estos animales, en el transcurso de miles de años, causó un cambio en los diferentes rasgos físicos y metabólicos. Esta variabilidad en los caracteres, ocasionada por la naturaleza adaptativa, dio origen a dos nuevas especies: el Bos taurus y el Bos indicus.

El bovino más reconocido por la ganadería tradicional forma parte de la especie Bos Taurus y su desarrollo ocurrió en el continente europeo. La hembra de esta especie se conoce como vaca, a las crías como terneros o becerros y al macho se le llama toro (si el toro se ha castrado pasa a denominarse buey).

Son mamíferos con una pezuña de dos dedos, hocico ancho, cuernos lisos y una cola que finaliza en un mechón. Principalmente, son animales domésticos dedicados a la industria ganadera, pero ocasionalmente es posible encontrarlos en estado salvaje.

Razas de vacas autóctonas de España

Las vacas forman parte importante de la economía alimentaria mundial, son proveedoras de leche y sus derivados, al igual que de una gran parte de la carne que consumimos, incluso su piel y cuero son aprovechados de muchas maneras. Sumado a todo esto, son ampliamente utilizadas en el ámbito rural, ya que se emplean como animales de tiro de carros y arados.

LEER  Como limpiar caracolas

Según las características de cada una de las razas de vacas que se pueden hallar en España, será el tipo de actividad designada para la misma. Por ello, a continuación, se presenta una lista con algunas de las distintas razas de vacas autóctonas del territorio español, sus peculiaridades e información de interés.

1. Avileña Negra Ibérica

Origen y geografía

Su antecedente directo es el bovino Negro Ibérico (Bos Taurus ibericus), el cual ocupaba las zonas montañosas del centro peninsular. En la actualidad, se le puede encontrar en regiones como Extremadura, Andalucía, Castilla y León, La Rioja, Valencia, Madrid, Aragón, generalmente en zonas de montañas o sierras, completando un total de 18 provincias.

Características

Son vacas bien proporcionadas, de tamaño medio, rústicas y de color negro. El peso adulto oscila entre los 550 kg para las hembras y 900 kg los machos, siendo una de las razas más productivas con un rendimiento cárnico del 57 %.

Esta raza se adapta muy bien a un gran número de ambientes, por lo que puede ocupar áreas de difícil aprovechamiento. Además, presenta una alta resistencia a las enfermedades, y destaca por su elevada fertilidad, con un porcentaje reproductivo medio del 90 %.

2. Asturiana de los Valles

Origen y geografía

Es originaria de la cordillera Cantábrica, los mayores números se hallan entre Extremadura, la Cornisa Cantábrica y Castilla y León, con presencia en 12 comunidades autónomas españolas. Su cría se lleva a cabo a partir de pequeñas explotaciones tradicionales y son llevadas del valle hacia la montaña dependiendo de la época del año.

Características

Se trata de una raza en expansión gracias a su buen rendimiento cárnico, ya que su carne tiene alto contenido en grasas saludables, es tierna y jugosa. Además, al ser una vaca de carácter dócil y sumisa, es ideal como vaca lechera y se cría bajo condiciones extensivas.

Es de tamaño medio, presenta un gran desarrollo muscular (principalmente en su parte trasera), y su pelaje tiene variaciones del color caoba que van desde el amarillo pajizo al castaño rojizo. Sus cuernos son de color blanco amarillento con punta negra y base blanca, adicionalmente, el contorno de sus ojos, hocico y borlón de la cola son de color negro.

LEER  Diferencias entre asnos y burros

Se alimenta de hierba en pastoreo, durante el otoño, verano y primavera, pero durante los meses de invierno como heno. No se le debe confundir con su prima cercana, en peligro de extinción, la asturiana de montaña.

3. Parda de Montaña

Origen y geografía

Es posible hallar esta raza en distintas locaciones de la geografía nacional española, desde Castilla y León, hasta Teruel y el Pirineo, pasando por Navarra, Asturias y Cantabria. La misma juega un papel muy relevante en la economía rural de las distintas regiones en las que se ha diseminado.

No se le debe confundir con la vaca parda alpina, la cual es una raza universal que también se encuentra en España.

Características

Esta raza es de color pardo con tonalidades que van del marrón al gris, presenta un buen desarrollo muscular y un alto rendimiento cárnico, con una media del 60 %. Una de sus funciones fundamentales es la producción de leche, la cual es muy valorada como resultado de su alto contenido de materia grasa.

Su cría se da bajo el sistema extensivo y en explotaciones de tamaño medio. Estas condiciones de cría en un clima seco de montaña, le otorgan a la carne de la vaca parda aromas especiales.

4. Morucha

Origen y geografía

La distribución de esta raza se centra en la provincia de Cáceres y Salamanca, aunque también se pueden encontrar en menor medida al sur de Zamora, Madrid, Toledo, Valladolid y Badajoz.

Características

La morucha, es una vaca de tamaño medio, con un pelaje color negro grisáceo, con orejas móviles pequeñas y cuernos de color blanco sucio en la parte interior y negros en la punta. Son longevas y resistentes.

Se encuentran adaptadas a las mesetas. Además, es considerada un animal con pocas exigencias, capaz de aprovechar muy bien alimentos de baja calidad.

Su rendimiento cárnico es del 54 %, su carne tiene alto contenido graso y mucho sabor. Se explota bajo régimen extensivo y debido a su alto índice de fertilidad, las vacas reproductoras permanecen en campo durante toda su vida.

5. Rubia Gallega

Origen y geografía

Se trata de la vaca española más popular, esta raza gallega se distribuye a lo largo de la región noroeste de la Península. Adicionalmente, se le puede ver en menor medida en zonas como Aragón, Castilla y la Mancha, Madrid y La Rioja.

LEER  Cómo criar caracoles en casa

Características

Esta raza hace referencia a magníficas vacas rubias que pueden llegar a pesar 500 kg. Su carne es de muy buena calidad, color rosado, jugosa y de exquisito sabor, esto se debe a la buena alimentación que llevan estos animales a través de pastos ricos en sales.

Son vacas de tamaño medio y proporcionado, con un pelaje rubio que presenta variaciones entre colores claros y oscuros, el contorno de sus mucosas es rosa pálido y se observa un contorno claro alrededor de sus ojos. Sus cuernos son claros y se oscurecen en las puntas.

La rubia gallega es una de las razas de mayor longevidad, llegando a alcanzar una edad promedio de 21 años. El grado reproductivo de esta raza es bastante alto, gracias al corto intervalo que pueden tener entre partos.

6. Retinta

Origen y geografía

Bajo el nombre de retinta se representa a la principal raza bovina con orígenes en la parte seca de España. Su antecesor es el Rojo Convexo (Bos Taurus turdetanus), a partir del cual se distribuyó alrededor de la mitad sur de la península Ibérica, principalmente en Extremadura y Andalucía, así como también en Baleares, Castilla y León y La Mancha.

Desde tiempos remotos, han dado origen a pequeñas razas locales como la retinta andaluza, la colorada extremeña y la rubia gaditana.

Características

Aunque la retinta sea la más oscura con un color rojo caoba, también se observa diversidad de colores hacia tonalidades claras, como es el caso de la vaca colorada y la rubia, con degradación de colores alrededor de sus ojos. Se consideran animales de cuerpo grande, con amplia frente y cara alargada.

Sus cuernos vienen de la parte posterior de la cabeza, se proyectan a sus lados y para delante, en el caso de las hembras van hacia arriba y los cuernos de los machos apuntan hacia abajo. Son de color blanco amarillento con puntas más oscuras.

Son criadas bajo ganadería extensiva, por lo que soportan bien las condiciones de sequedad y calor que se presenta en los campos de pastoreo. Su alimentación puede ser a partir de ramas secas y líquenes.

Ofrece buenos rendimientos productivos, una elevada resistencia a enfermedades parasitarias y una tasa de reproducción alta. La carne de la retinta, sin importar la variedad, es roja, jugosa y tierna, pero su mayor característica es que cuenta con una baja relación de ácidos grasos saturados.

Total
0
Shares
También te puede gustar