5 plantas tóxicas para gatos con las que tener mucho cuidado

Muchas de las investigaciones realizadas en carnívoros salvajes han concluido que la ingesta de plantas forma parte de sus hábitos alimenticios. Esto se debe a que la mayoría de estos animales se ven afectados por parásitos intestinales, y el consumo de plantas no digeribles les ayuda a purgar su sistema digestivo.

A pesar de que animales como los gatos se han convertido en criaturas domésticas, comer plantas sigue siendo una actividad instintiva o recreativa para la mayoría. Es por ello, que muy probablemente en alguna ocasión hayas encontrado a tu gato ingiriendo plantas.

Ya sea que tu gato coma plantas como purgante o por aburrimiento, es muy importante estar atento a cualquier síntoma inusual, ya que en ocasiones pueden tratarse de plantas perjudiciales para su salud. Para ayudarte a identificar los posibles casos de intoxicación, hemos preparado una lista con 5 plantas tóxicas para gatos y sus características.

¿Por qué los gatos comen plantas?

Los motivos por los cuales los gatos comen hierba pueden ser: aliviar trastornos digestivos, desintoxicar su organismo o simplemente para llamar la atención. En general, el consumo instintivo de plantas se encuentra relacionado con la mejora gastrointestinal.

Al ser los parásitos intestinales un problema común en los antepasados de los gatos, hoy en día nuestras mascotas suelen ingerir plantas para purgar su cuerpo, así se encuentren en buen estado de salud. En estas circunstancias, puedes observar que, al poco tiempo de haber comido la planta, tu mascota tendrá arcadas y muy posiblemente vomitará.

Este comportamiento es bastante normal. No obstante, si ves que el vómito viene acompañado con alguna otra sintomatología, lo mejor será que consultes a un veterinario sobre la salud de tu mascota.

Otra de las razones que promueve el consumo de hierbas en gatos es la mejora de la digestión y el tránsito intestinal, puesto que las plantas brindan un alto aporte de fibra para el organismo. De ser el caso, podrás ver un aumento en el número de deposiciones de tu gato, por lo cual no debes preocuparte y mucho menos si observas trozos de hierbas en sus heces.

LEER  Cómo cortar el celo de una gata naturalmente

Existe una última razón menos relacionada con una causa fisiológica, y es que los gatos pueden decidir comer plantas por curiosidad, aburrimiento o para llamar tu atención. Estos casos suelen ser más habituales en gatos jóvenes y en aquellos que pasan mucho tiempo encerrados en casa.

Aunque las plantas sean un complemento o pasatiempo muy popular en la vida de los gatos, es importante mantenerse alerta sobre cuáles decide comer. Debido a que, existen una amplia variedad de plantas tanto de exteriores como de interiores que resultan tóxicas para ellos.

Plantas tóxicas para gatos

Es de gran relevancia que te mantengas informado acerca de cuáles son las plantas venenosas para los gatos, los síntomas asociados a su ingesta, qué tan dañina puede ser según la dosis ingerida y cómo actuar en casos de intoxicación por hierbas.

Qué tan tóxica es una planta, depende de la especie, dosis y la parte que se consuma. Por lo que no todas las plantas son igual de peligrosas para los gatos.

Por ejemplo:

  • existen plantas que tan solo producen leves diarreas o vómitos, aunque se ingieran grandes cantidades,
  • otras especies pueden producir pequeños síntomas tan solo con mordisquearlas, pero pueden causar la muerte si se comen grandes dosis,
  • y plantas que tan solo con probarlas pueden llegar a ser letales para los gatos.

Existen plantas que presentan un alto grado de toxicidad en todas sus partes. Pero también, hay otras en las que solo algunas partes resultan venenosas, como las raíces, semillas, hojas, bulbos, frutos o flores.

Por ello, a continuación, presentamos una lista de 5 plantas tóxicas para gatos que debes evitar por precaución. Ya que pueden causar desde leves trastornos gastrointestinales hasta problemas cardíacos, e incluso en los casos más graves fallo renal.

1. Lirio

Entre las plantas más venenosas para gatos se encuentran los lirios, que con un solo mordisco pueden causarle graves consecuencias. Los primeros síntomas se asocian a trastornos digestivos como malestar general, vómitos, diarrea y dolor, que les genera una sed excesiva y disminución del apetito.

LEER  5 razas de gatos que no sueltan pelo

Los casos más graves pueden conducir a un incremento de la presión arterial. Además, cuando el problema no se detecta a tiempo, acaban produciendo un fallo renal.

2. Adelfa

La adelfa es una de las plantas tóxicas para mascotas más común en parques y jardines, debido a la belleza de sus flores. Este tipo de planta afecta principalmente al corazón de los gatos, alterando la frecuencia y ritmo del mismo.

Los síntomas generales que presentan los gatos al mordisquear adelfas, son diarreas, vómitos, somnolencia y babeos. Además de alteraciones cardíacas y neurológicas, tales como convulsiones, movimientos involuntarios repetitivos y temblores, especialmente luego del consumo de dosis altas.

3. Hortensia

Se trata de una de las flores decorativas más vistosas por su variedad de colores y facilidad de cuidados. Por lo que es usual verlas plantadas en muchos jardines, pero también decorando el interior de los hogares.

Desde las hojas hasta las flores de la hortensia, resultan tóxicas para animales domésticos como los gatos. Los síntomas relacionados a la intoxicación con este tipo de plantas suelen ser de tipo digestivo como vómitos y dolor abdominal.

En los casos más extremos, podría verse afectado el sistema nervioso e incluso puede existir la posibilidad de que se produzca un coma.

4. Narciso

Sin importar la diversidad de esta planta, todas sus variaciones son tóxicas para los gatos. Tan solo el contacto puede causar irritación en la piel, por otro lado, su consumo trae como consecuencia diferentes síntomas como diarrea aguda, dolor abdominal y afecciones respiratorias.

La parte más peligrosa de esta resistente y hermosa planta de exterior, característica por sus flores amarillas, son sus bulbos. La ingesta de una cantidad considerable de estos bulbos, puede provocar una disminución de la presión sanguínea, convulsiones, temblores y arritmias.

LEER  Las 7 mejores marcas de comida para gatos

5. Azalea

La azalea es una planta con amplios usos decorativos, gracias a la increíble floración que presenta durante la primavera y verano. No obstante, puede ser contraproducente para animales domésticos.

El consumo de este tipo de plantas por parte de los gatos, puede llegar a afectar el sistema digestivo, ocasionar diarreas, debilidad, salivación excesiva y vómitos.

Pequeñas cantidades probablemente solo causen falta de coordinación y alucinaciones. Pero grandes porciones pueden resultar en dificultad para respirar, daños digestivos agudos y alteración del ritmo cardíaco.

¿Qué hacer su tu gato ingiere una planta tóxica?

Ante la duda de que tu gato haya tenido contacto o ingerido algún tipo de planta tóxica, la mejor opción será acudir de inmediato a una consulta con un profesional de la salud animal. El tipo de planta y dosis ingerida, suelen ser los factores determinantes de la importancia que deberás darle a la intoxicación.

Los síntomas leves que se presentan la mayoría de las veces son:

  • Inflamación general o localizada,
  • irritación de la boca o piel,
  • dificultad respiratoria,
  • hipersalivación, babeo o dificultad para tragar,
  • vómitos,
  • diarrea,
  • molestias gastrointestinales,
  • latido del corazón irregular

En cambio, los casos más graves que requieren atención inmediata son aquellos en los que el consumo de la planta puede dañar órganos como el hígado, pulmones, riñones y corazón.

Por lo que si te das cuenta de que tu gato consumió alguna planta y no sabes si es tóxica, o pasaron más de dos horas desde su ingesta y te diste cuenta de que era venenosa, lo que puedes hacer antes de ir al veterinario es:

  • eliminar todo residuo de la planta que puedas visualizar sobre su piel,
  • lavar a tu gato con un poco de jabón neutro y agua tibia,

Adicionalmente, si tu gato vomita, trata de llevar la muestra a la consulta, ya que de esta manera será más sencillo para el veterinario determinar la planta que causó la reacción.

Total
0
Shares
También te puede gustar