Cómo encontrar un nido de hormigas en casa

Sin duda alguna, las hormigas son uno de los seres vivos más fascinantes que existen, no solo por la enorme variedad de especies que existen, sino, especialmente, por su comportamiento y hábitos.

En cuanto a lo primero, basta señalar que forman una familia gigantesca, con más de 14.000 especies.

En tanto que en lo referido a su comportamiento, ya dice mucho el que sus colonias sean denominadas superorganismos, ya que, se comportan como si fuesen una única entidad.

Habitan en casi todo el planeta, desde zonas frías y templadas, hasta las áreas tropicales y desiertos. Por otra parte, sus hábitos alimenticios y formas de proveerse el alimento son variados e impresionantes.

Solo en España se contabilizan más de 300 especies de hormigas, ni que decir de su diversidad en zonas tropicales.

Haciendo un símil con las actividades humanas, identificamos hormigas agricultoras, cazadoras, guerreras, esclavizadoras, “ganaderas” y recolectoras.

Cuando las observamos en la naturaleza ganan nuestra atención y podemos entretenernos viendo su laborioso accionar.

Podemos quedar absortos, viendo sus largas columnas, acarreando trozos de hojas, flores, semillas o frutos. Incluso, con suerte, es posible verlas “ordeñando” pulgones para obtener de ellos su rico almíbar.

Hasta puede que veamos una cruel batalla entre ejércitos de hormigas, donde las perdedoras pueden terminar de esclavas de los vencedores.

Hay quienes las crían en hormigueros de cristal, para admirar su colonia, con intrincados pasadizos y cámaras.

Las hormigas cortadoras recolectan restos vegetales para preparar un sustrato y cultivar en el mismo un hongo que les sirve de alimento.

En fin, todo un entretenido espectáculo de la naturaleza, hasta que invaden nuestra casa. Aquí pasan de ser unos fascinantes insectos, a una molesta plaga.

En este punto, pasa a ser prioridad ubicar el nido para poder erradicar dicha plaga, lo cual no es tan fácil.

Así que, veamos cómo podemos encontrar un nido de hormigas en casa, como paso previo para resolver el problema que representan.

LEER  Cómo dar con los nidos de cucarachas

Hormigas: insectos sociales

Lo primero es comprender que las hormigas son insectos sociales, es decir, viven en colonias, la mayoría de las veces formadas por millones de individuos.

La casi totalidad de esos individuos son hembras estériles, las cuales se dividen en castas evolutivamente definidas, con funciones específicas.

Así, tenemos hormigas obreras que se encargan de construir la estructura del nido y de proveer la comida. Por otra parte, están las hormigas soldado, que defienden a la colonia de posibles depredadores o invasores.

Luego, hay hembras fértiles, llamadas reinas, cuya función esencial es garantizar el crecimiento poblacional de la colonia y la perpetuación de la especie.

Para lo cual requieren de la existencia de una cierta cantidad de hormigas macho, cuya única función es fertilizar a las reinas.

A partir de aquí, hay toda una gama de especies especializadas, variando sus hábitos y comportamiento.

Desde pequeñas colonias de cazadoras que no pasan de unas docenas de individuos habitando cavidades naturales, hasta colonias de millones abarcando más de 100 km.

La clave de su éxito es su nivel de organización, estricta división del trabajo, capacidad de trabajo en equipo, comunicación, fuerza física y perseverancia.

Siendo capaces de resolver, colectivamente, problemas complejos y superar enormes obstáculos.

Problemas que causan las hormigas en el hogar

El caso es que las hormigas pueden ser terribles plagas, tanto en los cultivos, como en nuestra casa. En este último caso, pueden causar problemas muy molestos, sea en nuestro jardín, como en el interior del hogar.

En ocasiones, se trata de especies propias de jardín, pero que no dudan en invadir la casa en búsqueda de alimento. Tal es el caso de la hormiga negra de jardín (Tapinoma nigerrimum), una especie nativa en España.

Al ser omnívora y atraerle el dulce, no duda en introducirse en la despensa y llevarse lo que encuentre.

También hay especies exóticas que se aclimatan a nuevos territorios, como la hormiga argentina (Linepithema humile), que va invadiendo el mundo.

LEER  Tipos de ácaros

Esta especie es ya plaga en el litoral mediterráneo español, donde entra a las casas en gran número.

Las hormigas no se limitan a causar daños en los jardines, afectando nuestra despensa o contaminando alimentos. También deterioran la infraestructura, al nidificar en terrazas, aceras, paredes o en elementos eléctricos.

Por ejemplo, la hormiga Lasius neglectus, oriunda de Turquía, se encuentra en Cataluña y Tenerife, siendo un problema por su afinidad por las cajas de electricidad y enchufes.

¿Dónde pueden establecer sus nidos las hormigas en casa?

Para poder ubicar los nidos de las hormigas es conveniente tener en cuenta que, las que invaden casas, son capaces de establecer sus colonias en diversidad de localidades.

Por otra parte, tienen la capacidad de desplazarse grandes distancias en búsqueda de alimento. Así que el nido puede encontrarse a una distancia considerable del lugar donde percibimos en daño.

Cómo podemos encontrar el nido de las hormigas

Un paso clave para controlar las hormigas que invaden nuestra casa es localizar el hormiguero o nido, donde habita la colonia.

Para ello, contamos con la ventaja de que las disciplinadas hormigas retornarán al nido, una vez hayan obtenido el alimento que buscaban.

Por tanto, la mejor forma de localizar el nido es seguir a las hormigas que transportan alguna carga. Igualmente, podemos controlar más el proceso si colocamos un atrayente para las hormigas, es decir, un alimento muy apetecido por ellas.

Basta que una localice el cebo, ya que emitirá la llamada feromona de reclutamiento, una forma de comunicación química, y, en poco tiempo, serán montones las hormigas acarreando el alimento al nido.

Luego, las seguimos en su acarreo hasta su nido. Claro está, el proceso no es, necesariamente, tan sencillo como parece, porque, como te comenté, el nido puede estar muy distante y en su viaje de vuelta, las hormigas pueden atravesar diversos sitios.

LEER  Tipos de polillas

Puedes seguirlas en su recorrido de regreso por la casa y verlas desaparecer por alguna diminuta apertura en la pared. Por lo que será necesario establecer si salen por algún otro lado para llegar al verdadero nido o si dicha abertura lo señala como tal.

Por otro lado, es conveniente prestar especial atención a ciertas zonas de la casa, donde hay condiciones más propicias para el establecimiento de nidos.

Entre ellas, la cocina, dado que hay abundancia de alimento, o el baño, donde consiguen una adecuada provisión de agua. Así mismos, si tienes macetas en la terraza o algún lugar de la casa, ya que la tierra es su lugar natural.

La presencia de pequeños montículos de tierra o restos de materiales de construcción pulverizado, cercanos a pequeños orificios, puede ser un indicativo de la presencia de un nido de hormigas.

Cómo controlar las hormigas

En todo caso, localizar el nido de las hormigas es el paso previo a su control. Ten en cuenta que, para controlar las hormigas, es necesario erradicar a las reinas, las cuales no suelen abandonar el hormiguero.

Claro que existe la opción de utilizar un cebo envenenado, de tal forma que las hormigas obreras lo acarren al nido, independientemente de que sepas o no donde se encuentra. En todo caso, el veneno se puede transmitir de hormiga a hormiga en el nido por trofalaxis.

La trofalaxis es el mecanismo por el cual las hormigas se pasan alimento unas a otras, boca a boca, así como también feromonas.

Sin embargo, no siempre es efectivo, siendo necesario aplicar el veneno directamente en el hormiguero. Incluso, en algunos casos, basta con verter agua hirviendo en el nido, a razón de aproximadamente 14 litros por nido.

En cuanto al control químico, son muy efectivas sustancias como el ácido bórico y el bórax.

Total
0
Shares
También te puede gustar