Cuáles son los gatos más caros

Aunque son muchas las personas que adoptan gatos para no tener que pagar nada por ellos y tener un gran amigo en casa, otras personas pagan grandes cantidades de dinero por los mejores felinos.

Si tienes curiosidad en conocer a los gatos más caros de la historia, estás en el lugar indicado. Hemos creado un listado con los gastos más caros para que los puedas conocer y darte cuenta de que en ocasiones los gatos más populares pueden llegar a costar mucho dinero.

1- Savannah

Se puede decir que es una raza poco común, la cual se caracteriza por su gran tamaño. Podemos decir que es el gato de raza más grande que se conoce a día de hoy. Según los profesionales se piensa que es un gato que se creó tras el cruce del gato doméstico y el serval africano.

Debido a su apariencia, en ocasiones da la sensación de que tenemos un pequeño guepardo en casa. Eso sí, no es un gato fácil de mantener debido a que tiene un carácter bastante salvaje.

De momento y hasta que la raza comience a ganar volumen podemos certificar que es una de las razas más caras del mundo. Un solo ejemplar de este gato puede llegar a costar miles de euros.

2- Bengala

Esta raza también es muy popular y como tiene poca descendencia las unidades son muy caras. En este caso el gato proviene directamente del cruce del gato doméstico con el gato leopardo asiático. Es una raza que ha costado mucho sacarla, de aquí que las unidades que existen sean muy valiosas en la actualidad.

LEER  11 especies de animales azules

Los gatos Bengala ya se caracterizan por ser una raza independiente. En ocasiones pueden ser algo salvajes, pero suelen caracterizarse por buscar entretenimiento continuamente. Es un gato que disfruta mucho de los mimos, de aquí que sea un gato doméstico muy interesante. Esta raza no es barata, es prácticamente imposible encontrar un gato Bengala por menos de mil euros.

3- Safari

Se puede decir que es una de las razas más desconocidas. Pero una vez que te das cuenta de que existe, te enamoras de ella. Eso hace que cada gato de esta raza pueda superar sin problemas los 4000 euros. Como puedes imaginar, al ser un gato raro, eso ayuda a que el precio sea superior, sobre todo teniendo en cuenta su belleza.

Como otras razas mencionadas anteriormente, el gato Safari también puede definirse como una raza híbrida. Concretamente la raza apareció del emparejamiento de un gato doméstico con un gato montés sudamericano. Eso hace que el gato sea muy elegante y conviva en los hogares sin problemas. Eso sí, debido a sus cromosomas, podemos decir que la cría de esta especie es complicada, de aquí que haya pocas unidades.

4- Caracat

Otra variedad de gato híbrido que ha resultado de la unión del gato doméstico con el gato caracal. El primer caracat nació por casualidad y desde el primer momento llamó la atención de los cuidadores del zoológico de Moscú.

La cría de esta especie es realmente cara, lo que significa que cada unidad puede superar sin problemas los varios millones de dólares. A pesar de su precio, es casi imposible hacerse con un gato de esta raza debido al bajo número de gatos de esta raza.

LEER  Cuáles son los caballos más caros del mundo

5- Peterbald

Es un gato que llama mucho la atención porque no tiene pelaje, a pesar de ser originario de Rusia. El mismo es descendencia del Don Sphynx de aquí su forma.

El gato destaca por tener un hocico largo y unas orejas largas y separadas. A pesar de que la variedad original no tiene pelaje, es verdad que ya existen variables con diferentes tipos de pelaje, siendo uno de los más populares el gato con pelaje aterciopelado.

Debido a que hay pocos criadores para esta raza, podemos concluir que el precio de cada unidad es siempre alto. En Rusia es más fácil conseguirlo, pero en Europa cada vez es más complicado.

6- Gato Esfinge

Es otra de las variedades que están triunfando, sobre todo por parte de las personas que quieren disfrutar de un gato que no tiene pelo. Este gato es considerado como un gato especial, de aquí que lo hayamos podido incluir dentro de las razas más caras del mundo.

Para disfrutar de un gato de esta especie a través de un criador tenemos que hacer un desembolso mínimo de 1000 euros, aunque es verdad que en la gran mayoría de ocasiones el precio suele ser más elevado. Eso sí, es importante fijarse en los bigotes. Hay muchas falsificaciones, las cuales se pueden reconocer cuando el gato no tiene bigotes.

7- Gato Ceilán

Para muchos amantes de los gatos, esta raza es considerada como una belleza natural. Es un gato que ya cuenta con muchas generaciones, por lo que la raza está muy bien instaurada. La raza proviene de la isla de Sri Lanka y se ha sacado por la alta demanda que tiene a nivel internacional.

LEER  95 nombres para peces betta

El gato comenzó a venderse en Italia y desde ese país se ha ido extendiendo poco a poco por el resto del viejo continente. Como otras razas complicadas de conseguir, el precio de cada cría puede superar sin problemas los mil euros. Eso sí, si vas a pagar el precio más alto asegúrate de que realmente es de raza y no es una hibridación de otras razas. El color base agouti y las rayas te mostrarán que seguramente estés ante una unidad de raza.

8- Gato Balinés

Muchas personas tienden a pensar que esta raza viene directamente de Bali, pero no es así. Realmente hablamos de una raza que proviene de una variación del gato siamés, el cual comenzó a criarse en los años veinte.

A pesar de que esta raza ya lleva más de un siglo expandiéndose, podemos concluir que la misma todavía tiene poco protagonismo. Esa pequeña presencia en el mundo hace que cada gato tenga un precio elevado en el mercado, sobre todo las crías. Si comparamos el precio de un gato Balinés y el de un gato doméstico nos damos cuenta de su diferencia. Realmente es un gato muy bonito, pero también muy caro.

Total
0
Shares
También te puede gustar